Títulos de las entradas más recientes

Conociendo el Universo DC

9 de abril de 2010

The Flash: Secret Files and Origin 2010 #1

No puedo evitar decir que me parece estúpido que utilicen en el nombre de este cómic el número del año y el #1 (a mí y a todos, lo sé, pero igual no puedo evitar decirlo). No hace falta uno y otro, con uno de los dos basta. Por suerte la estupidez queda en el título y no se extiende hacia adentro del comic (o no más de lo normal para un cómic de superhéroes escrito por Geoff Johns, que a veces recurre a escenas y maneras un tanto estúpidas pero, de todos modos, efectivas).

Dejando el divague y evitando contar lo que sucede en estas páginas, digo que este número no añade demasiado a lo que ya leíamos en "Rebirth", pero sí ayuda a clarificar todo lo que Johns hizo en esa miniserie a nivel conceptual y de cambios en la historia de Barry Allen, haciendo foco en la cuestión de la madre y de la Speed Force y todos los velocistas, introduciendo a los nuevos lectores a esta incipiente etapa de The Flash. En efecto, este comic funciona com un #0, resumiendo más o menos lo que se hizo recientemente con el personaje y dando el pistoletazo de partida  para las nuevas historias.

Para aquellos a quienes no les convence el regreso de Barry Allen, estoy seguro que este número no cambiará su opinión en absoluto, sino que creo que será más bien al contrario, les convencerá menos que antes por varias cosas que se hacen en estas páginas con Barry y también en la escena final de los Rogues. Por mi parte, sigo a la expectativa de esas nuevas historias de Barry Allen como Flash y creo que en este especial se demuestra que hay potencial en ellas, con varios conceptos interesantes (Central City como la ciudad de la velocidad es el que sobresale a mi gusto), con una buena definición de todos los personajes en los perfiles que se incluyen y con Johns demostrando que tiene mano para escrbir al velocista (como si deberia demostrarlo después de todo lo que hizo...).

En cuanto a los mencionados perfiles de los personajes, sirven mejor a los nuevos lectores que a los que ya tienen varios años de cómics de Flash sobre sus espaldas, ya que a los nuevos les sirve como punto de arranque mientras que a los experimentados les generarán conflictos por contradecir o ignorar ciertos puntos importantes de las vidas de ellos. Otra vez, de mi parte, estoy en un punto medio porque no me considero nuevo pero tampoco experimentado, y en ese punto medio no me molesta lo que hace Johns y mantengo mis expectativas esperando que Barry no se equivoque cuando dice lo siguiente:

¿Efecto secundario del anillo azul?

En pocas palabras, la función que tiene este número es la de prepararnos para la lectura de la serie regular que comienza este mes y conmigo la cumple a la perfección, dejándome con aún más deseos de leer ese #1. Y si no les gusta lo escrito, al menos tienen los excelentes dibujos de Scott Kolins y de Francis Manapul. Ya dirán ustedes que les parece...

4 Comments:

ZiggyMan said...

Paso. Emplee toda mi voluntad en leer Rebirth y lo unico que consiguió Johns fue alejarme definitivamente de Flash. Yo lo dejo aca.

MartínezHunter said...

Disfrute mucho de este cómic. Y estoy a favor de los Secret Files & Origins.

Hector said...

Mariano, aunque parezca increíble, a mi este comic fue el que me genero ganas de leer a Barry como Flash, habiendo crecido como lector leyendo a Wally. Lo que me gusto fue la aparente conexión que hay entre los velocistas, y como Barry es el centro de todo, eso genera que Wally no solo no pierda protagonismo, sino que el grupo entero gana lugar. No me extrañaría ver un titulo “Speed force” o algo por el estilo con Wally y Bart como timones, algo así como lo que se logro con Kyle y Guy en “GLC”.

Este es un buen camino para el problema de “las tres generaciones de DC” que se viene hablando hace rato. Ya se logro superar al traer a Hal, si lo logran con Barry tal vez se pueda extender al resto de las “familias DC”.

Creo que esto seria algo único en la industria del comic. Los lectores adultos, los jóvenes y los adolescentes tendrían alguien con quien identificarse. Como las viejas series de TV familiares. Y esto lo digo en serio, no es broma. :)

Mariano P. A. said...

Genial, me alegro de haberme equivocado aunque seas el único jaja.

¡Estaría genial una serie titulada Speed Force!

Saludos, gracias por tu comentario!