Títulos de las entradas más recientes

Conociendo el Universo DC

3 de abril de 2009

The Flash: Rebirth #1

Después de alrededor de un año de espera, anuncios promocionales, marketing y demás, por fin pudimos ver el #1 de esta miniserie que vuelve a mostrar a Barry Allen como protagonista después de más de veinte años. Pero, como viene avisando el guionista de esta historia, Geoff Johns, no va a ser de la forma que podíamos esperar, nada va a ser un lecho de rosas en este regreso de Barry Allen, y eso ya se nota en este #1. El primer número de la miniserie, como era de esperar, se dedica a preparar el escenario del regreso de Barry desde múltiples puntos de vista, todos separados: de las ciudades mellizas Central y Keystone, del primer Flash Jay Garrick, de su discípulo Wally West, del retornado Bart Allen (en "Legion of Three Worlds #3", para algún desprevenido), y por supuesto del propio Barry, conversando con su viejo amigo Hal Jordan.

Todos estos puntos de vista son diferentes entre sí, y llaman particularmente la atención el de Bart y el del mismísimo Barry. Por un lado, el de Bart hace pensar que está encarnando la voz de miles de fans que se expresó por toda la Internet, afirmando que Wally es Flash y bastante enojado por el regreso de Barry; aunque, claro está, Bart tiene otros motivos para pensar así que son internos a la historia. Por su parte, Barry tampoco está convencido con su regreso, pensando tal vez que después de "Final Crisis" desaparecería nuevamente como ya hizo en otras ocasiones, pero no fue así, y afirma que el que él esté de vuelta es un accidente que no debería haber sucedido.

En esto último, él explica someramente donde estuvo y cómo era, dandonos una primera aproximación a la explicación de su regreso. Si repasamos la idea de Marv Wolfman para traerlo de vuelta inmediatamente después de "Crisis en las Tierras Infinitas" (que pueden leerla en Zona Negativa), vemos que es diferente en todo excepto en una cosa que Johns también decidió incluir, de una forma no igual pero similar: el hecho de que cada segundo es importante y no hay tiempo para nada más que para ayudar y hacer lo correcto.

Estas cuestiones ocupan la mayor parte de este #1, pero naturalmente no es lo único, ya que el escritor decidió contar esta historia con un gran misterio relativo a la Speed Force, que afecta a Barry y con él a todos los velocistas del Universo DC. En este primer número, el misterio apenas se siembra y veremos como se desarrolla en los próximos cuatro, así como también veremos desarrollarse los pensamientos de los distintos personajes en cuanto al regreso de Barry.

La parte polémica de este cómic, que probablemente nos tenga discutiendo por mucho tiempo como hasta ahora discutimos la cuestión de Parallax en "Green Lantern: Rebirth", es el importante retcon que hace Johns de la infancia de Barry Allen, añadiéndole un elemento trágico que no parece ser verdaderamente necesario. Desde luego las discusiones en cuanto a esto ya proliferan por todo el mundillo del cómic y hay montones de teorías. Por mi parte, espero a ver los próximos cómics antes de opinar.

Lo que sí queda fuera de toda duda, cuestionamiento y polémica es el arte de Ethan Van Sciver. Es sencillamente genial, rodeando la perfección en su abordaje de los Flash corriendo que afortunadamente podemos disfrutar en varias ocasiones en este mismo ejemplar. Son dibujos ante los que podemos pasar varios minutos mirándolos, observando cada detalle de cómo Van Sciver ilustra la sobrehumana velocidad de los Flash. Es genial. Y encima, no es lo único que hace bien en este cómic, sino que a cada página demuestra que es un gran artista, utilizando un recurso que Perez usó en "Legion of..." dejando pequeños detalles para que sean descubiertos por los viejos fans del personaje y la franquicia toda, entre otras cosas igual de buenas.

En conclusión, "The Flash: Rebirth #1" es en gran parte una introducción a la historia, preparando el escenario para que se desarrolle en los números subsiguientes. Se lo acusó en algunas reseñas de ser lento en el desarrollo, y si nos ponemos exigentes creo que podemos notar eso, pero creo que la velocidad narrativa irá acelerando con cada cómic. Es pronto para juzgar esta miniserie, por supuesto, y habrá que ver como avanza y hacia adonde nos lleva el misterio propuesto por el escritor para esta historia. Por ahora, este gran interrogante me intriga y deseo ver cómo continúa y cómo termina para todos los velocistas del DCU.

Por lo demás, entre el excelente arte de Van Sciver y el conocimiento de los personajes de Geoff Johns, nos la pasamos disfrutando con cada página, cada panel, cada línea de diálogo.

2 Comments:

Leandro said...

Finalizo de leer el Rebirth #1 y... la sensación dual de siempre. Por un lado, el rocambolesco lio de Flashes y situaciones de continuidad imposibles de explicar pero, sin embargo, explicadas. Por el otro, lo irresistible de ver, de nuevo, al gran Barry en los cuadritos. Esperemos a ver qué más pasa. Sí discrepo contigo, Mariano, en cuanto al arte de Van Sciver, que me gusta poco y nada. Lo noto demasiado prolijo en las posturas de los personajes, fiel a cierto detallismo "realista" que, las más de las veces, me distancia respecto del verosímil de un comic de superhéroes. El orden de lectura, en muchas páginas, me ha resultado sobrecargado. De todos modos, son los gustos gráficos de este lector los que aquí juzgan. Pues bien, a pesar de todo, ¡¡larga vida a Barry!!

Mariano P. A. said...

Imposible que estemos siempre de acuerdo, y mejor así, la diversidad es la sal de la vida. A mí Van Sciver me llena los ojos, me encanta su arte, y en especial me gusta como logra dar la sensación de velocidad que debe tener un dibujo de Flash corriendo, vertiginosa, saliendo de la página para chocar con nuestros ojos.

Lo del orden de lectura es algo que me olvidé de anotar, ya que tenés razón que en un par de ocasiones no está del todo claro, lo cual no es correcto; sencillamente me dejé encandilar con sus dibujos y me olvidé jaja.

En cuanto al resto, como decís, son gustos.