Títulos de las entradas más recientes

Conociendo el Universo DC

25 de abril de 2009

Supergirl #40 - Who is Superwoman? (4º parte)

Sabíamos de antemano que en esta cuarta parte de la historia titulada "Who is Superwoman?" nos enteraríamos de la identidad secreta de ese personaje, pero eso no se ve hasta la última página del cómic, mientras que en todo el resto de él Sterling Gates y Jamal Igle siguen demostrando que saben perfectamente que están haciendo con Supergirl y demostrando que están totalmente consolidados como equipo creativo de esta serie regular, que a la ligera diría que es el mejor equipo que ha tenido la misma, aunque tampoco es que haya tenido tantos creativos de renombre en verdad.

Cómo lo demuestran Gates e Igle se preguntarán ustedes. Fácil. La mayor parte de "Supergirl #40", está ocupada en un enfrentamiento entre la Adolescente de Acero y el villano que mató a su padre, Reactron, que es especial no sólo por esa cuestión sentimental sino también por el hecho de que este villano lleva en el centro de su pecho un fragmento de kryptonita dorada, la cual tiene el particular efecto de dejar sin poderes a los kryptonianos temporariamente, creando de esta manera una situación interesante, en la cual se puede poner a prueba a Supergirl y demostrar lo capacitada que está para combatir el mal del DCU.

La secuencia de acción en sí es buena, y nos deja diciendo "Wow, Supergirl es grosa" (en Argentina y tal vez otros países de Latinoamérica) o "Wow, Supergirl es la leche" (en España) o la misma frase cambiando el adjetivo calificativo del final que la califique como alguien extraordinario de manera positiva, según su costumbre para expresarse en estos casos. Porque en efecto, la forma en que se enfrenta a Reactron es realmente extraordinario, digno de un verdadero héroe, o heroína en este caso.

A lo que voy, es que el guionista Gates hace muy bien en mostrar a Supergirl en una situación complicada y un tanto extrema como ésta, pero también es perfecto que recuerde los orígenes de esta versión de Supergirl, que se entrenó con Batman y con las Amazonas, poniendo en práctica eso que aprendió, aclarando a la vez que con su revisión del origen (en "Supergirl #34") esa parte quedó intacta. Y, con una sutileza, Igle también se luce más allá de su ya acostumbrada calidad, cuando en una imagen de flashback a su época de entrenamiento con Batman dibuja a Supergirl de la manera que la dibujó Michael Turner originalmente, reflejando que también eso quedó intacto tras la revisión y a la vez mostrando claramente los cambios que él introdujo en el diseño del traje para quien no se haya dado cuenta, que la hicieron más sobria de lo que era desde Turner.

Todo eso ya me resultó muy agradable y hacían de este cómic algo muy bueno. Pero no es lo único y tal vez no lo mejor, sino que esa secuencia del enfrentamiento con Reactron está situada entre dos escenas muy bien logradas por este equipo creativo, aunque principalmente por la forma de narrarlo de Gates. La primera de ellas con la suposición de Kara de quién podría ser Superwoman, reflejando en las páginas del cómic una de las teorías más recurrentes que surgieron inicialmente entre los fans sobre su identidad; Igle también hace lo suyo acá, haciéndonos dudar con su forma de ilustrar lo que pensaba ella. Sencillamente genial.

La otra escena es la que da resolución a este cómic, que narra conjuntamente dos momentos que suceden simultáneamente: por un lado una cuestión con Lana Lang, que seguramente es la base de la próxima historia de esta serie ahora que concluye ésta, y por el otro, cuando Kara entiende finalmente quién era Superwoman. Pero lo bueno no son los momentos en sí, sino cómo Gates e Igle logran imprimirle tanta tensión, tantas emociones mezcladas, logrando una escena final excelente, desde mi punto de vista y en mi experiencia de lectura.

Experiencia ésta que en definitiva fue muy buena, porque el cómic fue excelentemente logrado por Gates e Igle. Sin dudas, hasta el momento, el equipo creativo definitivo para "Supergirl". Y que dure.

6 Comments:

Daniel said...

Coincido contigo, me ha parecido un cómic estupendo.

Especialmente en el enfrentamiento con Reactron, donde marca el contraste entre lo que habría pensado la anterior Kara (que no parecía tener fe en sí misma) y el heroísmo de la renovada Supergirl.

Además introduce elementos que hacen que Reactron tenga razones para odiar a Supergirl, y desear una venganza personal (y utilizando la continuidad de números previos para conseguirlo!). Este tipo de villanos son los más interesantes en los cómics.

La revelación de Superwoman me ha sorprendido mucho, no lo veía venir. Había pensado en muchas opciones, pero esto... es extraño. Hay mucho que explicar si es ella y muchas cosas que no tienen sentido.
Los poderes podrían explicarse de alguna forma, pero que hable kryptoniano? Que considere a la casa de El su familia?... Sin embargo, tengo confianza en el equipo creativo, seguro que en la próxima entrega nos dan la explicación.

Johnny Mulder said...

eso ultimo si queda por verse, pero la identidad ya lo previa unos dos numeros antes

Saludos

x_felipe said...

Igualmente la previ hace dos numeros la identidad.


que dira Lois cuando sepa?!?!?!?

Mariano P. A. said...

Si, yo también lo preveía pero porque era esto o alguien nuevo, lo cual no habría tenido sentido. Espero con ansias las explicaciones.

Lo que mencionas Daniel de que Reactron tenga razones para odiar a Supergirl, y desear una venganza personal me olvidé de incluirlo en mi comentario, y es verdad que también es muy bueno. Gates le está sacando el jugo a todo lo que hicieron los guionistas anteriores. Se nota que hizo bien los deberes y leyó toda la serie antes de ponerse a escribir jaja.

Saludos

Daniel said...

Pues yo estaba casi convencido de que sería un androide de Brainiac con forma de mujer... jaja.

Mariano P. A. said...

Esta opción es bastante mejor jajaja