Títulos de las entradas más recientes

Conociendo el Universo DC

1 de junio de 2009

Final Crisis Aftermath: Ink #1

Sin desentonar mucho con el nivel de las otras tres, comenzó la cuarta miniserie de "Final Crisis Aftermath", con Tattooed Man (Mark Richards) como protagonista de la misma, retomando su pequeña trama de la Crisis en donde fue nombrado miembro honorario de la Justice League of America (con tarjeta de miembro incluida). Esto lo motiva a pasarse al lado de los buenos, habiendo sido hasta ahora uno más de los villanos del DCU. Es este el centro de la trama de "Ink", con su protagonista deseando hacer el bien y marcar la diferencia como el héroe de su ciudad, pero por alguna razón todo lo empuja hacia la villanía.

La historia de Eric Wallace es bastante normal, con los lugares típicos del barrio humilde golpeado por las pandillas, los prejuicios y el racismo propio de este tipo de historias, y no sería muy diferente si no fuera por el poder especial que tiene Mark Richards de dar vida a su tatuajes. Y aún con eso, es todo muy común hasta que los tatuajes toman vida propia independientemente de su dueño, pero lamentablemente ahí termina este #1, cuando se estaba poniendo bueno. A pesar de la "normalidad" de la trama y de que no hay mucha originalidad narrativa, "Ink #1" es una lectura entretenida.

De cualquier modo, la diferencia en este cómic no la hace el guión sino el artista Fabrizio Fiorentino y el colorista Michael Dimotta, dando ambos un toque de calidad con su arte y espectacularidad en la representación de los tatuajes vivos, aportando la originalidad que no brinda el guión de Wallace. Y esto es lo que hace de este primer número de "Ink" un verdadero disfrute. Si no fuera por el arte, no pasaría de lo mediocre. Pero el cómic es una construcción entre los guiones y el dibujo, y se complementan entre sí. En este caso, el dibujo es el que más aporta a la combinación y consigue una buena apreciación del cómic.

Está claro, sin embargo, que es sólo el primer número de una miniserie de seis y hay tiempo para que se narre una buena historia. Y si se consigue eso, sumado al nivel artístico, tendremos grandes cómics. Aún con eso, "Ink" es la que peor empezó de las cuatro miniseries del Aftermath, no por ser mala ella sino por ser muy buenas las otras tres.